Convencionales explican qué pasa con las iniciativas populares que fueron rechazadas

Estas propuestas, que en su mayoría superaron ampliamente las 15 mil firmas necesarias, sólo podrían volver a ser levantadas mediante indicaciones de los convencionales. Asambleistas locales además abordaron el arduo trabajo y las dificultades para cumplir con los plazos finales. Han sido semanas arduas al interior de la Convención Constitucional, ya que al interior de las Comisiones se han debatido las 77 iniciativas populares de norma que alcanzaron las 15 mil firmas necesarias y que cumplieron con los plazos para ser analizadas y votadas, como requisito para ser debatidas en el pleno de los 154 convencionales. Sin embargo, en la etapa de discusión que se está dando al interior de las comisiones, se ha conocido que diferentes iniciativas populares fueron aprobadas y otras rechazadas.


Por ejemplo, se aprobó en general el derecho de propiedad “en todas sus especies y sobre toda clases de bienes pero que estos “bienes incorporales sólo estarán amparados por este derecho cuando lo determine expresamente la ley”. Además, se dio el visto bueno en general a restituir tierras y bienes naturales a los pueblos indígenas, el derecho a la identidad de género, y Será Ley (ley de aborto libre). 


Por otra parte, se rechazó la disposición de un Congreso Bicameral, las iniciativas de Cannabis a la Constitución y la referente al libre derecho sobre la propiedad privada “para que cada persona pueda administrar de manera libre y autónoma sus propiedades”. Frente a las críticas por los rechazos, la presidenta de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros, argumentó que “el hecho de rechazar algunas (normas populares) no significa que el tema se haya eliminado de la deliberación, sino que puede haber otra propuesta que lo aborde de la misma manera”. Además, recordó que “hay una segunda etapa que tiene que ver con las indicaciones y en muchas de esas propuestas, seguramente hay algunas partes que van a ser incluidas como indicaciones para mejorar las que fueron aprobadas”.


Convencionales Constituyentes conversaron con diario El Día sobre esta etapa del debate, cómo funciona y lo que viene por delante. En ese contexto, la convencional y coordinadora de Forma de Estado, Jennifer


Mella, señaló a El Día que “para que una norma, cualquiera esta sea, pueda llegar a estar en la Constitución debe pasar al menos cuatro trámites, dos de ellos en su Comisión y dos en el Pleno, donde se incluye votación en general, con indicaciones de por medio y votación en particular en cada una de estas instancias”. Aseguró que “se agradecen las iniciativas populares de norma, pero estas tienen que formar parte de una norma de entidad constitucional. No hay que olvidar que la Constitución sólo es nuestra hoja de ruta, que contiene los principios y reglas que nos van a regir”. Respecto de las iniciativas populares, la abogada recalcó que “reciben el mismo tratamiento que una iniciativa convencional. Es decir, se discute en general en la Comisión que corresponde y donde es presentada por las y los autores que corresponda. Luego se vota en general, se puede indicar si es aprobada, se puede votar en particular y aprobarse. Luego, en ese caso, pasan junto a las iniciativas de los convencionales a la votación en el pleno”. 


Mella recordó que “han habido algunas emblemáticas que han sido aprobadas, como el Será Ley u otros que esperamos sean aprobados como el Derecho a la Vivienda Digna y Apropiada, las que fueron presentadas por Comités de Vivienda. Cabe destacar que las que fueron rechazadas desde la votación en general ya no pueden seguir su trámite, como ocurrió con la propuesta del Bicameralismo, ya que hasta el momento la Comisión de Régimen Político ha elegido un sistema presidencial atenuado y un sistema unicameral”. Sin embargo, la jurista reconoció que “en el plazo que queda de convención puede que haya decisiones que cambien, porque si algo no es aprobado en el Pleno, debe volver a la comisión para que rehaga por sólo una vez su informe. Lo importante es que esto garantiza tener que ir subiendo los quórum, porque en la comisiones se vota 50 más uno y en pleno, son necesarios los 2/3”.


Jennifer Mella señaló que “dos de las comisiones temáticas, Sistemas de Justicia y Forma Jurídica de Estado, van a someter sus informes a las y los 154 convencionales en el Pleno, donde llegaremos con los primeros bloques normativos. En ese contexto, Justicia va a someter 16 artículos y en Forma de Estado serán 36 artículos”, aseguró sobre el debate que deberá iniciarse este martes. Respecto del mecanismo, la convencional sostuvo que “cada constituyente va a poder deliberar y referirse a cada una de ellas. Posteriormente, se procederá a la votación en general, y aquello que se haya aprobado, podría ser sujeto a indicaciones para luego ser votado en particular. Luego de todo aquello, lo que haya sido aprobado finalmente por 2/3, quedará listo para ser armonizado y propuesto al país”, sostuvo. Respecto de la labor de las otras cinco comisiones, algunas ya se encuentran votando en particular en forma interna y otras sólo en general, como ocurre con Derechos Fundamentales.